¿Qué logramos?

Los niños y jóvenes encuentran un espacio de recreación sana donde desarrollan su creatividad, habilidades e inteligencia.
Con el tiempo adquieren más conocimientos, seguridad y mayor autoestima.

Al asistir continuamente muchos niños expresan su opinión más honestamente, son más respetuosos, más responsables, más solidarios en su vida diaria y tienen más visión hacia su futuro.

Muchas veces hay una mejora en su promedio escolar y disminución de la ausencia escolar ya que desean ir a la escuela para aprender más.